viernes, 28 de octubre de 2011

~~Tras el abrazo~

Yace muerta, bajo la luna... Con una expresión tétrica en los ojos.
Su mano, agarra una flor con ansia, el cadaver de una rosa negra deshojada.... Se acabó todo para ella.
La luz de la luna se refleja en sus ojos azules que poco a poco van perdiendo el color del mar y adoptando el color de la luna... Fria, su corazón no late, sus músculos no muestran señal alguna de vida o movimiento. Tiesa, recia, tirada sobre un manto de cesped en la noche y con una gran herida de colmillos en el cuello.
Una lágrima reseca en su mejilla y el albor del pánico en su rostro, signo de una ultima emoción tan intensa que al morir se ha quedado plásmada en su rostro.
De repente una sensación... Poco a poco un cosquilleo efímero recorre sus piernas, desde la punta de los pies enfundados en unas botas de tacón hasta la punta de sus dedos donde se adivina, bajo guantes negros, un leve movimiento.
Sus ojos han cambiado de forma durante las 5 horas que lleva tirada en el suelo, y su piel ha palidecido ténuemente, aun sin perder su tono rosado, su tono humano.
El azul de sus ojos se ha descolorido ya por completo y es ahora un blanco vacío lo que hay en su lugar.
Poco a poco comienza a tomar consciencia, una sensación extraña la embaraga. El ser que la ha atacado durante su paseo nocturno parece haberse ido y ahora.... Ahora yace tirada en la hierba.
Se incorpora costósamente de su lecho de hierba humeda y se mira las manos, se toca la cara, y finalmente la herida del cuello... Parece que aun sangra levemente.
Siente que su cuerpo pesa menos y en su boca el sabor de la sangre... Pasa la lengua por sus labios y una necesidad sobrehumana, casi como un instinto la hace levantarse rápidamente y nota que se muere de sed...
Necesita sangre... Pero aún no sabe muy bien por qué.

jueves, 27 de octubre de 2011

~~Tu silencio~

Tu silencio abarca más que una horda de palabras dichas a lo loco...
Me consume poco a poco...
Por dentro me quema, ¡Mi alma se engangrena!
Y se consume de rabia...
Dices más callando, que cuando tu voz se libera.

Si te miro a los ojos, puedo saber que piensas
Y en ocasiones, el martirio de saber
Me inunda el alma sin querer
De maldiciones y de ofensas...

Tanto me cuesta...
Tanto que apenas sin sentir
puedo percibir, que aunque me hables
tu mente no está aqui...

Tu silencio en ocasiones
deja de ser bello...

Tu silencio, me mata por dentro.

jueves, 13 de octubre de 2011

~ La princesa más amada, de cualquier cuento de hadas~~

Por que quiero ser solo yo, la dueña de tu corazòn.
La princesa mas amada de cualquier cuento de hadas.
La que cada dia consiga que seas feliz, que sonrias,
la que busque en el horizonte y cuando no te vea llore.
Soy sin ti la máxima representación de la nada.
Soy sin ti un cielo sin estrellas, nublado, quizá contaminado
de pensamientos horribles que me apartan de tu lado.
Sin ti no sueño, solo espero y lloro y siento
que si no te tengo cerca poco a poco voy muriendo.
Sin ti no quiero nada de lo que me rodea, que nadie me vea
que me dejen tranquila, que no me hablen, que ni me sonrian.
Sin ti mis dias son meses y mis meses se crecen.
Se hace la eternidad perpetua sin verte...
Volver a ser tu amada... Y no volver a perderte.
La princesa mas amada, de cualquier cuento de hadas...
Solo tú puedes conseguir eso.

viernes, 7 de octubre de 2011

~Encuentro en el castillo de Belegurth~ (Por Darnell)

En lo profundo de un bosque oscuro, el cual se encuentra sumergido en un valle rodeado de montañas y volcanes, se localiza un raro castillo de un Lord Vampiro aun más raro que el castillo, en uno de los raros y bizarros jardines del castillo rodeado por ríos de sangre hirviente se hallan reunidos distintas criaturas aunque en su mayoría vampiros tan solo congregados para charlar en una bella noche nublada. El raro Lord Vampiro llamado Bard Belegurt es el anfitrión de esta velada, entre los reunidos se encuentran unas bellas vampiras aunque de entre ambas una destaca por su incomparable belleza la cual se haya recostada en las piernas de su pareja un extraño y algo estúpido demonio disfrazado de mortal. La charla se centra en trivialidades orquestadas por el anfitrión.
Avanzada un poco la noche el cielo se despeja y deja lugar en el centro del firmamento a una luna hermosa y brillante, aquella hermosa vampira hipnóticamente atraída por la belleza singular de aquella noche y luna es atraída su mirada al cielo, una sombra singular y extraña aparece en el centro de la luna por lo que aquella dama centra y concentra más su mirada en el astro, conforme la sombra se hace más notoria y de fácil distinción una sonrisa se dibuja en el rostro de aquella dama, la sombra no son más que una bandada de cuervos siniestros que descienden a la entrada del jardín donde se encuentran reunidas aquellas criaturas de la noche.
Los cuervos desaparecen entre las sombras del arco que está a la entrada del jardín, y dejan en su lugar la silueta de un hombre alto y delgado, lentamente las sombras desaparecen y la silueta resulta ser aquel misterioso vampiro que lunas antes tuviera oportunidad de estar con él a solas frente a un pequeño lago en una banca vieja y oxidada, donde se enteró que era un antiguo Lord y Rey de un castillo, siendo ella la única que en primera instancia se percato de la aparición de aquel apuesto vampiro. Cuando el entona desde su garganta con una voz grave, penetrante y algo seductora un saludo, los ahí reunidos giran su rostro hacia el lugar de donde proviene el saludo y observan al vampiro que se encuentra bajo el arco de la entrada, el Lord anfitrión corresponde el saludo; seguido de los demás asistentes; este le indica que los acompañe a unos sillones que están dispuestos de forma circular y un pequeño sillón redondo en el centro, aquel misterioso vampiro agradece la invitación hecha en primera instancia por Lord Belegurt de acudir a su castillo y cuando se encamina en dirección de la pequeña sala en el jardín aquellos asistentes se quedan en silencio, absortos en sus pensamientos y observando detenidamente a aquel vampiro tan educado e increíblemente apuesto, más la única que realmente se deleita a cada paso que el da lento y firme es la vampira de los ojos vacios y las pequeñas arracadas en el labio inferior que aquella luna se presento ante él alegando llamarse Bolboretta.
Lord Darnell fija su mirada desde un principio en ella al igual que ella en el, -Viste de manera muy diferente de cuando lo conocí, pero de igual manera luce muy apuesto-; piensa ella. Viste una botas de cuero negro estilo motociclista, un pantalón de mezclilla oscuro algo desgastado y una que otra abertura en el área de las rodillas, cinturón con estoperoles, una camiseta de color negra con una calavera grande en el pecho de color gris sobre la camiseta una chaqueta de cuero negro estilo rocker y desgastada, con tres correas a lo largo de los brazos; pero no es esto lo que lo hace lucir distinto; sino su rostro y el color de su piel luce aun más joven que la primera vez que lo conoció y pareciese tener vida, pues su rostro aunque pálido vivos tonos rosados en sus mejillas y
labios y en el contorno de sus ojos, esos ojos que tanto la cautivaron grises como de ceniza, carentes de brillo y vida, fríos, penetrantes, aunque algo melancólicos, y su cabellera aunque larga como la recordaba en esta ocasión es negra como la noche, -Tal vez andaba de cacería y es su aspecto de cuando era mortal-; piensa ella.
Sus pasos son lentos, seguros y firmes; pereciese detenerse el tiempo cuando camina y más aun pareciese disfrutar que las miradas se centren en él, una vez que ha terminado de recorrer el sendero que guía a la pequeña sala en el medio de aquel jardín tan particular y único, toma asiento despreocupadamente en el asiento frente a donde se halla recostada la hermosa vampira llamada Bolboretta. Lord Belegurt, le cuestiona formalidades propias de los antiguos, y Lord Darnell educadamente y sin perder de vista a la hermosa vampira que aunque disimula no prestar atención a aquel apuesto, educado y misterioso vampiro; misteriosos por la razón que es sumamente cuidadoso de no revelar demasiada información de su existencia, tan solo responde lo necesario, corta y fríamente; mientras charla con la mayoría de los presentes, aunque él procura permanecer en silencio pues realmente no los conoce y ni les interesa en lo más mínimo, quien realmente le interesa es la hermosa y sensual dama recostada en el acéfalo demonio, el cual no ha pronunciado palabra, tal vez sea que se sienta intimidado por Lord Darnell, o sencillamente es un idiota.
Y aunque capaz de responder a cualquier pregunta y pretender que centra su atención en todos, pero realmente quien tiene su atención es la hermosa dama Bolboretta, con la cual, gracias a que él posee la habilidad Auspex, mantienen una conversación mental ellos dos, en sus mentes tan solo está el charlar el uno con el otro, saber más de si mismos, aunque esto es mayor en ella pues Darnell mantiene a raya sus secretos y se envuelve en cada palabra más y más en un velo de misterio y frialdad, que aunque no sabe realmente porque ella se siente atraída por ese aire misterioso y perverso de aquel apuesto vampiro.
Y a tal grado llega el egocentrismo de este antiguo y arrogante vampiro que se atreve a cuestionarle acerca de la pareja de ella, siendo muy directo en su pregunta, - ¿Quién le parece más atractivo, su novio o yo?-; ella atónita con la pregunta tan directa, se sonroja en sobre manera y el nerviosismo se apodera de ella. Al notar esto Darnell, le sugiere que olvide la pregunta y súbitamente y educadamente se despide de los presentes, los cuales sorprendidos por el abrupto cambio de humor de este misterioso y frio vampiro se quedan en silencio, él sin prestarles atención convoca a sus fieles e inseparables cuervos sombríos, los cuales emergen de entre las sombras debajo de los sillones donde ellos se hallan sentados, por lo que se exaltan ante la sorpresa, cuando pronuncia el despido de costumbre los cuervos lo rodean y él se desvanece entre sombras y se aleja entre la bandada de cuervos, dejando sin palabras a aquellos con quienes charlaba, pero quizá la más sorprendida de todos sea aquella hermosa dama, que se quedó recostada en el regazo de su pareja y pensativa en aquel arrogante, misterioso, vanidoso y frio vampiro llamado Darnell Perghan…







Por Darnell.

~El Adiós~~

Con los ojos entreabiertos,
y la mirada perdida,
en su lecho de flores
de la vida se despedía.

Los llantos la rodeaban,
le abrumaba lo que oía.
Con tan poca edad
el por qué no entendía.

Apretósele el alma de golpe,
el estómago le ardía,
los sonidos se difuminaban,
poco a poco la vista perdía.

Ya no quedaban fuerzas,
Su corazó casi no latía.
Y en un último suspiro
dejó escapar su vida.

La calma llegó a su cuerpo,
el estómago ya no ardía.
Los sonidos se borraron,
en la alcoba ya nada oía

Y aunque, a su alrededor, los gritos
y los llanto mas fuertes se hacían,
su mente totalmente en blanco
ya nada sentía.

Ya la llevan a enterrar
en un cortejo, de dia.
Las flores ya no huelen...
Los pájaros no pían.

La agarra el sepulturero
y a la tierra la envía.
Entre sabanitas blancas
en la caja donde está metida.

Los amigos se despiden,
lloran con la familia.
En sus ojos la tristeza
marca ese maldito dia.

Y, al bajar, una lágrima
corre por su mejilla.
No tiene manera alguna
de decir que aún está viva.