jueves, 29 de septiembre de 2011

~Tu desidia~~

Y hacía frío..
Y tus ojos en los mios se clavaban,
y reias mientras yo lloraba.

Bostezabas...
y mi alma en pedacitos se quebraba.
No sabía que tan poco te importaba.

Tu mirada se hizo a un lado
esquivándome la mía.
Yo seguía llorando
mientras tu no lo impedías.

Y soplaba el viento.
No merece la pena llorar.
Si a quién lloras no merece
¿Para qué llorarle más...?

~ Ira, odio y satisfacción~~

Vaciaba las cuencas de los ojos de ella con un cuchillo de sierra oxidado... Los gritos de la chica se oían por todo el sótano, mas de nada le valdria. Se llevó un ojo a la boca y lo lamió, sádica, susurando...
-Viste más de lo que debiste... Ya no prometas que no lo volverás a hacer pues de ello me encargaré yo-
Y volviendo a agarrar el cuchillo lo hincó en el brazo derecho de la chica amordazada y atada a la mesa de sucia madera ensangrentada. Chillaba de dolor y sus gritos la complacian sobremanera.
Poco a poco fue pasando el cuchillo desde debajo de su barbilla hasta la unión de las clavículas donde se detubo... Habiendo rajado suficiente el cuello de la chica como para ver, por la incisión, el interior de esta.
Sus manos ensangrentadas se abrieron paso por el tremendo agujero que tenía en el cuello y revolvió, jugó y arrancó cuanto pudo. Ya no se oían mas gritos...
 -No verás, ni tampoco dirás cosas que no debiste...- Susurraba mientras se lamía sus dedos uno a uno, probando la sangre de la chica que, poco a poco, se desvanecia en la mesa.
Cambió el cuchillo oxidado por un hacha y cortando primero las manos sonrió... Mas tarde cortó una pierna con gran esfuerzo y cuando vió a la chica desfallecer paró. No era cuestión de ensañarse, pensó, y las carcajadas se oyeron por toda la estancia... -Nunca mas maldita... Nunca mas.- Y limpiándose las manos en un ensangrentado delantal de color miel, subió las escaleras a perderse en la noche mas profunda, con la satisfacción del trabajo bien hecho.

~¿Dónde estás?~~

Tú, que iluminas el camino
que me lleva a la felicidad,
dime ¿Dónde estás?

El que deja al alcance la luna
 para que la pueda tocar.
Tu que pones el mundo a mis pies,
el que suspira si no me ve,
y a quien jamas dejare de amar ¿Dónde estás?

Porque extrañarte duele tanto...
Si ni si quiera te puedo abrazar,
sin verte y sin oirte
la distancia pesa más...
No me canso de preguntar ¿Dónde estás?

Y del viento respuesta no obtengo...
En el cielo, mi pregunta volando se va.
La incertidumbre de no saber,
la maldicion de la soledad
se posa en mis adentros y
me hace agonizar.

Como te prometi, te espero...
Tan solo dime...
¿Dónde estás?

~Ser o no~~

Ser o no ser, bendito dilema tubo ese señor
mas el mio es mayor
no se como.actuar...
¿Confesar lo evidente o callar?

"ser y confesar es.de.valientes...De los que siguen aquí después de todo, no ser y callar solo.es de cobardes..."

Mas igual al confesar
aún resolviendo el dilema.
se pierde el motivo por el que callar.
Y si pierdes aquello que te hace.suspirar,
¿De qué sirve ser.valiente y.confesar?

Tiempo.despues.tras confesar
aún seguía el.motivo que me hacía suspirar.
Mereció la pena cortar las.cadenas,
los miedos que me hacian callar

El dueño de mis suspiros sigue y no se va.
Y aunque su ausencia me pese
nada importa ya...
Lo tengo siempre en mi mente, lo demas da igual.

~Fue un sueño~~

Fue un sueño...
Se enamoró de una químera, lloró por un mito imposible.
Y al volver nada había. Fue un sueño.
Nada quedaba de los besos que el fantasma del pasado le habia dado.
No permanecía en su piel el olor de él.
Solo fue un sueño.
Y al despertar no había nada más.
Y sola, al amanecer, se consumió bajo los rayos de sol
Y solo su estela queda.
El recuerdo de un ayer la hizo perecer.
No supero el engaño y se marchó para siempre.
Sus cenizas volaron en el viento por un momento
Y desapareció sin dejar rastro, tras el humo de un cigarro.
Sus lágrimas quedaron grabadas en la roca donde lloraba.
Sus labios aun en la mente de algun fantasma viven
Su alma ya no existe y su corazón ya no esta triste
Ni siquiera sabe si algun dia ella misma existio, o no...
Quizá tambien fue un sueño...