miércoles, 27 de julio de 2011

~Carta Sombría~

*Llueve afuera y un hombre misterioso se encuentra sentado en la parte más apartada y obscura de un bar subterráneo de la ciudad, los asistentes lo observan disimuladamente e intrigados por el aspecto de aquel hombre; una especie de capucha le cubre la cabeza y parece llevar una máscara, las luces del bar parecen temerle pues no le iluminan el rostro lo único que brilla son un par de anillos uno rojo y uno de diamantes y rubíes, una copa de vino llena se encuentra en la mesa frente a él, su mirada tras la máscara se encuentra fijada en un hombre particular al cual ha venido siguiendo hasta ese lugar, cuando la música se torna un poco más relajada y los asistentes por fin han cesado en observarle, el se incorpora llevando su mano derecha hacia el costado de su antebrazo contrario para tomar algo, algunos asistentes se dan cuenta de esto y entran en pánico al observar lo que toma y por el aspecto de él pues su capucha se ha caído y ha dejado al descubierto su larga cabellera blanca y la luz le ilumina el rostro y observan la tétrica máscara negra, saca una daga y la lanza contra la puerta clavándola entre la puerta y el marco sellándola firmemente, de un movimiento celerico se acerca al hombre que observaba; el cual ya se había incorporado y despojado de la gabardina que lo cubría y ha comenzado a gruñir con ferocidad y su rostro comienza a desfigurarse; y con otra daga ya en mano de un solo movimiento le corta la cabeza frente a la mirada de los asistentes justo antes que el hombre comenzará a convertirse en Lycan, el terror y el pánico se apoderan del lugar al ver aquella escena sangrienta y temerosos de sus vidas corren a la puerta hombres y mujeres por igual y tratan de abrir la puerta pero no pueden a causa de la daga, algunos tratan de quitar la daga que sella la puerta pero les es imposible, aquel hombre misterioso se dirige a la puerta y se apartan con gran rapidez y horror, cuando el está por sacar la daga, un fuerte graznido lo hace girar la cabeza en dirección del sonido, en la mesa donde él estaba sentado se encuentra un gran cuervo sosteniendo en su pico una hoja doblada, lo observa y bajo la máscara sonríe levemente, señala con su mano al encargado de la música y con voz grave, penetrante y algo seductora le indica que ponga algo de música de piano, después se dirige a los aterrados humanos que se encuentran en un rincón que se dispongan a disfrutar como si nada hubiese pasado y que se sienten, al ver que no se mueven les grita autoritariamente e intimidatoriamente que se sienten y al instante todos se disponen a sentarse en las sillas alejadas de él, él por su parte se dirige a su mesa y se sienta como tantas lunas se sentó en EL Agujero para que su esposa lo observara justo cuando una hermosa tonada de piano sale atreves de las bocinas del lugar e inunda el bar de una paz y tranquilidad o al menos el así lo siente, acaricia levemente debajo del pico al cuervo y le quita la hoja del pico, cómodamente sentado se retira la máscara lentamente dejando al descubierto su hermoso y blanquecino rostro y sus ojos gris ceniza fríos y penetrantes, los humanos se sorprenden al ver lo hermoso que es aquel hombre comienzan a murmurar acerca de la piel y en especial de los ojos, bebe un poco de su copa mientras escucha con su agudo oído los elogios y cumplidos que hacen las mujeres y uno que otro hombre, sonríe ante lo que escucha y muestra sus dientes blancos y el par de incisivos largos y afilados, se dispone a leer la carta que su fiel amigo ha traído en esta noche, sus ojos recorren las líneas examinando, buscando algún mensaje oculto entre las palabras, una vez que termina de leerla se queda pensativo, una lagrima sanguinolenta le recorre la mejilla derecha y se la retira con una garra, distintas emociones lo embargan y le abruman la mente y su muerto corazón, tristeza principalmente le atormenta y da paso al coraje y la ira de no poder estar con la vampiro que ama, con la vampiro que se casó, se levanta despacio y pensativo, se acerca a la barra y le pide al cantinero un vaso, el cantinero temblando y muy asustado le acerca un vaso limpio, él lo toma y camina en dirección del cuerpo decapitado del Lycan, le toma uno de los brazos mientras todos lo observan, con una garra le rasga la muñeca y la sangre aun tibia sale de la muñeca brotando en un gran chorro el cual él atrapa en el vaso hasta casi llenarlo, suelta el brazo del decapitado y vuelve a su lugar lentamente rememorando en su mente los instantes que pasó con su amada esposa y se sienta cómodamente, con su mano invoca sombras que se convierten en una hoja solida negra, llama a su fiel amigo y le arranca una pluma a lo que el cuervo le recrimina con un fuerte graznido, él reconforta a su amigo acariciándole el pico y este se tranquiliza, coloca la hoja en la mesa y moja la punta de la pluma de su cuervo en la sangre del decapitado y se dispone a trazar finas y elegantes letras en la hoja a plasmar lo más recóndito de sus sentimientos reprimidos en su muerto corazón, entre espacios bebe de su copa y continua plasmando en esa hoja de sombras lo que su mente y corazón sienten y extrañan a su amada esposa, una vez que culmina de redactar la carta para su amada esposa dobla la hoja pues la sangre ya ha secado en esa extraña hoja de sombras, y es aun más extraña pues va perfumada con la esencia de él, lleva una pequeña parte de su espíritu para que al ser leída por ella sea él mismo el que entregue la carta y sea su voz la que brote de las líneas de la carta para que su esposa pueda olerlo, sentirlo y escucharlo, una vez que la ha doblado se la entrega a su fiel amigo en el pico y le da instrucciones precisas de que sea entregada a Bolboretta, su amada y hermosa esposa y que permanezca al lado de ella siempre, cuando el cuervo recibe la carta da un fuerte graznido y alza vuelo en el bar el aleteo es fuerte y sonoro a los oídos de los mortales, el cuervo se enfila a la puerta volando y misteriosamente para los espectadores atraviesa la puerta fácilmente y se aleja en medio de la lluvia en dirección del castillo de Lord Caronte , cuando él observa que el cuervo se ha marchado toma su máscara de la mesa y se la coloca en su fino y hermoso rostro, saca de su bolsillo 3 monedas de oro y una de plata y paga al cantinero, se despide educadamente de los asistentes pidiendo disculpas por lo acontecido y cuando mete ambas manos en los bolsillos de su pantalón de cuero y agacha la mirada una holeada de cuervos salidos de cada rincón sombrío del bar lo rodean y él se desvanece entre ellos y atraviesan la puerta sellada, cuando el último cuervo sale por la puerta se lleva consigo la daga que sellaba la puerta, envuelto en la bandada de cuervos se aleja al lado opuesto de donde viaja el cuervo solitario con la misión de entregar la carta a su amada esposa, perdiéndose en las nubes de lluvia*
La carta que el cuervo entrega a Bolboretta en las manos y que lleva plasmado una parte del espíritu de Darnell dice así:














Mí amada Bolboretta:
Ni la divertida cacería de un furtivo me llena el profundo vacio que nuestra separación ha dejado en mi aun más muerto corazón, más sin embargo el poder leer unos fragmentos de tus hermosas palabras plasmadas en esta carta que ahora va en el bolsillo junto a mi corazón me llena de alegría momentánea, pero tan rápido como esa alegría llega así se esfuma, pues caigo en la cruda y maldita realidad, una realidad en la que no estás más a mi lado, una realidad en la que no puedo estrecharte en mis brazos, una realidad en la que no puedo saborear el dulce sabor de tus besos, una maldita realidad en la que mi esposa no está a mi lado como lo juramos y una maldita realidad en la que a la única mujer que realmente he amado no puedo tenerla y demostrarle lo mucho que la amo.
Noches he pasado vagando en soledad, una soledad que jamás creí que retornaría, no hay noche en la que no vea tu hermoso rostro reflejado en la luna y aun en las noches que carecen de luna te haces presente en mi mente en recuerdos fugaces y vivos y se me nuble la mente de alegría y tristeza y los ojos se me llenen de frías e iracundas lagrimas de impotencia, pues tú has decidido esta maldición en nuestra existencia, solo espero que la eternidad pase de prisa y la verdadera muerte llegue para que me libre de este efímero y maldito sufrimiento.
El amor que siento por ti es aun más grande cada noche, la sangre que debo beber para mantenerme sabe a hiel, amarga y me quema por dentro como si fuese el mismo sol el que toca mi piel, tu piel, tus besos, tus caricias, tu sangre lo son todo para mí y así lo serán hasta el final de los tiempos.
Ti amo amore mío, mi niña ojos de luna, mi sombra siempre vaga bajo tus pies y mi cuervo siempre a lo alto de tu cabeza, siempre estoy a tu lado mi amada Bolboretta, recuerda que no estás sola, pues siempre y para siempre estaré a tu lado mi amada esposa, y siempre seré tuyo y de nadie más. Solo espero que el tiempo nos vuelva a unir y si no es así, pues que maldita existencia eterna.
Mi mente ahora se encuentra nublada por tanto no me resta más que decirte que mi eterno amor por ti permanecerá tan cierto como que hay noche al final del día, mi amada Bolboretta.
Tu amado y fiel esposo. Darnell Perghan


(Por Darnell)

lunes, 25 de julio de 2011

~Los Dos~

El, un lord, imponente vampiro antiguo de mas de 1000 años de existencia... De una belleza inusual, con el cabello blanco, tan blanco como el brillo de la luna, que cae a mechones por una tez pálida y algo rosada en las mejillas, que sostiene los ojos mas vacios que jamás se hayan visto, y los labios mas rosados y apetecibles de todos, cortados por los finos colmillos que por ellos asoman.
De aspecto fuerte, y varonil... Tan bello y a la vez tan temido...
De carácter recio y estricto. Arrogante, vanidoso y oscuro... Su maldad es tan solo comparable a su romanticismo...

Ella, joven vampiresa, de apenas 100 años de existencia... Con una fina belleza al igual que la de el, tambien cabello blanco coronando su mista tez palida, de ojos blancos y sin fondo, sin expresion alguna mas que la de la muerte... De labios carnosos y pálidos, perforados por dos anillos negros...
De aspecto fino y elegante, dulce y sin embargo de carácter algo malvado...

Ellos dos se conocen por casualidad y sus caminos se cruzan una noche de luna menguante... Alrededor de una mesa, negociando, sus ojos se encuentran por primera vez y ya jamás dejan de mirarse los unos a los otros... Sus existencias quedan marcadas y sus, cada vez mas frecuentes, encuentros van marcando un camino en ellas... Se desean en un principio, mas tarde se quieren... Y al final, despues de largo tiempo de verse furtivos, encontrarse en lugares oscuros y desatar la pasión que albergan el uno por el otro.. Comienzan a amarse.
El la corteja a ella, con palabras a la luz de la luna, ella le corteja a el con veladas al son del piano... Sus corazones muertos laten el uno por el otro... Y al final deciden dejar todo atrás y dar a conocer su amor, tan verdadero como eterno....
Dulces vivencias invaden sus lunas... Juntos, no hay nada mas que importe, se aman tan profundamente que , a su alrededor, nada importa. Solo ella, solo el... Solo los dos.
Mas truncada se ve su historia cuando el ha de partir, y con el alma muerta entre amargas lágrimas se separan...Mas se prometen esperarse y jamas de amarse dejar...
Ocasionalmente el sale de su féretro oscuro y frío para ir a visitarla. Emocionantes momentos en los que, después de lunas sin verse, se besan, se abrazan y se profesan amor sincero.
Y por fin llega el momento en el que deciden unir sus almas para siempre en un lazo de sangre irrompible y eterno, y frente a la luna contraen algo así como un matrimonio humano, cruzan su sangre, vinculan su estirpe y quedan unidos para siempre.
Son esposo y se aman... Todo es tan perfecto que no parece ser cierto... Y no tarda en llegar el día en el que, entre lágrimas, han de decirse adiós...
No saben muy bien por cuanto tiempo... No saben tampoco, por que motivo... Solo saben que se aman tan profundamente que jamás dejaran de pensar el uno en el otro.
Y tras trágicas lunas de ausencia, separados y rotos por no poder vivir juntos su historia de amor verdadero, deciden escribirse cartas.
Cartas llenas de pasión, de sentimientos y sobre todo de amor.
El futuro es incierto y la eternidad separados es demasiado pesada... Solo el destino sabe que les deparara.
De momento se aman, se aman tanto que mueren el uno por el otro, se aman hasta tal punto que separados sienten morir a cada instante... Y en esas cartas se refleja.
Quien sabe si algún día sus caminos vuelvan a unirse y jamás vuelva a separarse... Hasta entonces solo queda esperar... Dejar su relación en puntos suspensivos.

~El Reencuentro~

Fuera llueve, los fogonazos, que por segundos iluminan la estancia, son cada vez mas continuos y estruendorosos. Sentada tras el ventanal, observando la lluvia caer, extrañándole... Siente una lágrima resbalar por su cara, y una furia increible se despierta en su interior, alimentada por la impotencia de no poder verle. Se levanta, se limpia la cara de lágrimas y sale afuera, bajo la torrencial lluvia, que la moja casi al instante, dejándola empapada, con los brazos extendidos en cruz. Cayéndole el agua a chorretes por la cara. Con el pelo y la ropa totalmente escurriendo. levanta la cara al cielo y cierra los ojos, sientiendo como el agua le resbala por el rostro, respira profundo y grita.
"DARNELL TE AMO!!!"
El grito retumba en el silencio nocturno, tan solo cortado, a cada poco, por el estruendor de los relámpagos...
Cae de rodillas, y sus lágrimas se mezclan con el agua... Apoya ambas manos sobre el asfalto encharcado y el pelo, blanco y chorreando, tapa la cara de la hermosa vampira... Siente morir sin su amado... Las largas lunas de espera sin verle la matan... La rompen en dos... No soporta mas su ausencia y entonces mira al cielo y ve una bandada de cuervos sobrevolarla. Se pone en pie y con la mirada alzada sonrie... 
-Aquí estás....  

(Por Bolboretta)
_.-´`´-.-.-´`´-._.-´`´-._.-´`´-._.-´`´-._´`´-._.-´`´-._´`´-._´`´-.-´`´-.-´`-.______:__:_:_______

Sumergido en su letargo y hundido en recuerdos, dentro del frío féretro, algo lo inquieta, algo perturba su sueño, algo se escucha en la fria y tormentosa noche que esta afuera, y no es la lluvia torrencial que cae lo que escucha. Tampoco lo son los rayos que cruzan e iluminan el cielo... No, este sonido es diferente de todo aquello que la noche ofrece, más sin embargo le resulta tan familiar...
De pronto siente que la tristeza lo embarga y de un solo golpe rompe la tapa de su feretro y, con una velocidad pasmosa, sale de su feretro, corre las gruesas cortinas negras y rojas, que siempre lo protejen del dia, y agudiza sus sentidos.
Invocando a sus fieles amigos, inseparables acuden al llamado, y entre cuervos sombrios desaparece rompiendo el ventanal y se sumerge en lo profundo de la noche. 
Al llegar a su destino la rodea desde el cielo y cae frente a ella de un solo movimiento y ,antes que ella pueda reaccionar, la abraza fuertemente empapándose de la lluvia torrencial y del cuerpo humedo de su amada esposa. 
Le susurrra suavemente al oido, - Ya estoy aquí mi amada esposa, seca esas lágrimas, que jamás te dejaré sola-, después de esto la besa profundamente y se funden en un cálido abrazo apesar de sus frios cuerpos y la fria noche...

(Por Darnell)

~ Dificil Decisión...~

Me basta pensar,
saber que ahi estás,
que me esperas que me amas
que jamas me dejarás,
me basta soñar, e imaginar
porque aunque no te tenga
no dejaré de esperarte jamás

Si he de buscar, buscaré
Si he de llorar, lágrimas derramaré
Si he de sentir, sentiré
Si he de cantar, si he de esperar...
Si he de volar en tus brazos lo haré
Confiar en ti, para no caer.
Si he de soñar soñaré
y sin temer, despertaré despues,
Porque si he de amar amaré
y hasta que la muerte me lleve
contigo estaré.

 Existencia remota es estar sin ti,
en las largas lunas sentirse morir,
buscar por el cielo intentar percibir
el olor de tu cuerpo, tu esencia, tu existir....
Sin tu mirada intentar resistir...
Me cohibe el silencio si no estas aqui...

 Llorar noche a noche por lo que existió,
lo que el viento y la luna de mi alma arrancó...
intentar entender por que se acabó...
llorar por las noche por cometer un error...
sentir que te busco en el dulce arbor..
de la noche tremenda, sin ti que soy yo...

Buscar, sentir que eres solo tú...
quien busco, quien quiero, mi plenitud...
pensar si hice bien o si fue la actitud...
temer que este sueño acabe en un ataud...
sentir que te espero y que por siempre
mi vida eres tú...